Regiones Autónomas de Nicaragua


Durante un poco más de dos siglos (1650-1860), la Costa Caribe de Nicaragua estuvo bajo diversas formas de control foráneo, destacándose el Protectorado Británico que duró hasta la mitad del siglo XIX. Este hecho condicionó el proceso de integración de la Costa Atlántica al resto del país que inicia en forma tardía a partir de la última década del siglo XIX.

El status jurídico de autonomía del que gozan los habitantes de la Costa Atlántica, es la culminación de un largo proceso de búsqueda de paz, unidad nacional y reconciliación entre las familias y comunidades costeñas, por medio del cual se puso fin a un intenso período marcado por conflictos armados, enfrentamientos políticos y desencuentros históricos.

Las Regiones Autónomas de Nicaragua (Región Autónoma del Atlántico Norte-RAAN, y la Región Autónoma del Atlántico Sur-RAAS) fueron creadas en 1987, eligiendo sus primeros gobiernos regionales en 1990.

A pesar del Estatuto de Autonomía, el territorio de la Costa Atlántica ha estado sometido a un elevado aislamiento respecto al resto del país, debido a un rezago histórico que hoy se manifiesta en la falta de inversiones sociales y productivas, en la ausencia de infraestructura de transporte, desarticulación de la estructura productiva regional, inseguridad ciudadana, limitada cobertura de servicios básicos y un marco institucional todavía débil.

Su población original la constituyen pueblos indígenas y comunidades étnicas con características multilingües (Miskitus, Creoles, Mestizos, Mayangnas, Ramas y Garífunas), situadas en territorios con un fuerte sentido de pertenencia de sus tierras comunales que habitan en los litorales y zonas interiores de alta vulnerabilidad ecológica y ambiental.

El VII Censo Nacional de Población (1995) indica que ambas Regiones Autónomas constituyen la segunda área territorial más poblada de Nicaragua, con el 10.7% de la población total del país, tan sólo por debajo de Managua (25.0%) y por encima de Matagalpa (8.8%).

El mayor índice de crecimiento poblacional por migración en Nicaragua, se registra en la Costa Atlántica, y se debe a un aumento neto de familias mestizas que se asientan en forma sistemática en las zonas de frontera agrícola. El 33.3% de la población total de la Costa Atlántica se asienta en las zonas urbanas, mientras que el 66.7% se ubica en las zonas rurales.

El 43.0% de la población mayor de 10 años es analfabeta, siendo la situación más grave en las zonas rurales, en donde dicho porcentaje se eleva al 55.0%, con un mayor índice aún en el caso de la población femenina; la media nacional de analfabetismo es de un 24.5%.

Por otro lado, entre un 73.6% y el 75.0% de la población de la Costa Caribe Nicaragüense vive en situación de pobreza y extrema pobreza. Los habitantes que han logrado conseguir un empleo reciben ingresos muy bajos que apenas les permiten cubrir un 50.0% de la canasta básica, y de esos ingresos, el 80.0% se destina para la compra de productos alimenticios.

Ver más información en las investigaciones.

 

Partners